Es un sanitario fabricado con un compuesto que combina resinas minerales con el poliéster. Este material aporta dureza y estabilidad. Este tipo de bañera es antibacteriana, por lo que dificulta la existencia de gérmenes.

Tiene una estética más natural que el que aporta la cerámica. La puedes encontrar en formatos grandes y con geometrías fuera de lo normal, forma de huevo, ovalada o rectangular.

El acabado puede ser mate o brillo. Se puede instalar de forma independiente, adosada a una pared o rincón, o con un faldón frontal. A la hora de la limpieza puedes hacerlo con limpiadores neutros no abrasivos y paños suaves.

Bañera de mineralite