Es un recipiente fabricado con resinas de polímero y poliéster, a las que se les pueden añadir compuestos minerales para dar color. Tiene una textura delicada, suave y agradable al tacto. Además, es ligera y resistente.

Se usa para llevar a cabo la higiene personal, a la vez que se crean espacios de baño personalizados. El diseño es minimalista y uniforme, sin juntas ni uniones. Por ello, se consiguen formas que con otros materiales no son posibles.

Bañera de resina