Es una barra alargada con enganches de sujeción. Se encuentra como parte de algunas plataformas en altura dentro del sector de la construcción, en diferentes tamaños y fabricada en materiales rígidos de gran resistencia como acero, aluminio o hierro.

Se utiliza en forjados, encofrados, escaleras u otros lugares de riesgo con la función de delimitar los bordes y prevenir accidentes por caída al vacío. Anclada de manera definitiva o provisional, directamente sobre hormigón o como parte de una estructura, se ubica en la parte superior de ella y a una altura mínima de 90 cm del suelo para facilitar la sujeción con las manos. Debe estar adaptada a la normativa vigente.

Barandilla de seguridad