Es una estructura fabricada con piedra reconstruida y ladrillo refractario. Incluye una parrilla metálica, regulable a distintas alturas. Bajo ella se sitúa un cajón recogecenizas, donde se coloca combustible para hacer brasas. Permite el uso de carbón y de leña ya que soporta altas temperaturas. Sus materiales le dan un estilo rústico, aunque hay modelos de línea más actual, elaborados con hormigón bruto hidrófugo.

Se usa para preparar el fuego de forma estable para cocinar, ya que está montada con firmeza y no necesita ninguna preparación previa. Es pesada y duradera debido a los materiales con los que está construida. Las piezas metálicas deben protegerse para evitar su deterioro a la intemperie.

Barbacoa de obra