También conocido como barniz antiderrapante, es un líquido al agua con micrograno sintético. Tiene un acabado incoloro satinado o semibrillante.

Se aplica en baldosas, suelos pintados, hormigón, piedra o suelos frecuentemente húmedos, de modo que se evitan los resbalones al cruzar estas superficies. Se puede poner tanto en interior como en exterior, aunque no es apto para bordes de piscina.

Barniz antideslizante