Es un gel viscoso y transparente elaborado a base de emulsiones acrílicas. Imita el fenómeno del deterioro en pinturas antiguas, ya que acelera de manera artificial el envejecimiento y produce grietas. Se usa para manualidades o fines decorativos, como personalizar muebles, marcos, cajas de madera, platos o cerámicas, entre otros objetos.

Se aplica sobre cualquier superficie seca, haya estado antes pintada o no. Para su uso, hay que extender una capa generosa, dejar reposar el tiempo recomendado por el fabricante y aplicar la pintura elegida posteriormente. El efecto es visible cuando se aprecia entre las grietas el primer color.

Barniz craquelé