Es un complemento con forma rectangular con barrotes paralelos entre sí o una pantalla. Se fabrica en acero, madera, poliéster o tejidos transpirables, y se presenta en diferentes medidas y colores.

Su función es la protección contra las caídas de los niños de la cama mientras duermen. Para su instalación, se coloca en uno de los lados, agarrada al somier mediante unos soportes que incluye.

Barrera de cama infantil