Es un aro plástico de unos 55 centímetros de diámetro en cuyo interior tiene una malla metálica. Esta malla metálica se presenta en diferentes grosores, es decir los orificios son mas grandes o más pequeños en función de las necesidades de la criba que vayas a realizar.

Este aro va colocado en una criba de madera o plástico la cual se llena del material que necesites refinar como arena o tierra. Su función es la de separar los materiales mas grandes con el fin de que el resultante sea más homogéneo.

Se usa principalmente en albañilería y construcción para tamizar áridos de diferente tamaño, arena, grava y materiales similares.

Base de criba