Es un pie fabricado en materiales como cerámica, cristal, resina, madera o metal. Se compone de un cableado de conexión con enchufe, un interruptor de encendido o apagado y un casquillo en su parte superior.

Es en este extremo donde se sujeta la pantalla de la lámpara y se enrosca la bombilla. La estructura debe tener peso suficiente para soportar el resto de la lámpara.

Base para lámpara