Es un contenedor fabricado en resina, que es un plástico que tiene muy buena resistencia a la luz y al agua. Tiene distintas formas, tamaños y colores. Se accede a su interior a través de una tapa abatible, que puede disponer de asideros y de orificio para candados. En los laterales puede presentar huecos que facilitan su transporte.

Sirve para almacenar y proteger de la intemperie todo tipos de objetos. Se emplea tanto para interior como para exterior. Se presenta desmontado para su transporte y con instrucciones para facilitar el montaje.

Baúl de resina