Es la representación material del nacimiento de Jesucristo según la tradición religiosa. Se fabrica en diferentes dimensiones y materiales, como la resina, que es ligera y permite un acabado fino parecido a la marmolina. En función del diseño, existen distintos estilos, como infantil o rústico, y el número de figuras es variable y puede ampliarse.

Se utiliza como artículo decorativo en Navidad y se coloca en lugares como muebles de comedor, entradas de casa o repisas de chimenea.

Belén navideño