Es un accesorio de metal formado por dos pletinas unidas por un pasador para facilitar el movimiento. Sirve para reforzar puertas y ventanas, dotarlas de seguridad y evitar el apalancamiento de ellas.

Se usa principalmente en accesos que se quieran proteger. Va provista de hoyuelos cóncavos y convexos, los cuales encajan al cerrar la bisagra y la protegen contra la palanqueta. El remate de la bisagra, que es el extremo circular de esta, suele ir roscado o a presión para evitar el desmontaje.

Bisagra antipalanca