Moldura plana fabricada en madera maciza, melamina, MDF o PVC, con diferentes medidas de grosor. Está disponible en distintos acabados adaptados para cada uso, como en tonos propios de la madera, en otros colores o con dibujos o figuras para personalizar la estancia donde se coloque.

Se utiliza para tapar juntas, rematar tableros o para uso decorativo. Para instalarlo, debe aplicarse un cordón de cola blanca de carpintero sobre toda la superficie del bizcocho, colocarlo en el lugar correcto y sujetarlo con sargentos o cinta de embalar durante el tiempo de secado recomendado por el fabricante, de modo que el adhesivo se seque y no se desplace de su lugar. Si es de PVC, se emplea un pegamento apropiado empleando el mismo procedimiento.

Bizcocho