Es un material en forma de paralelepípedo constituido a base de hormigón de picón o grava y cemento vibrado para conseguir un material homogéneo. Tiene cavidades que se denominan alveolos y que le dan ligereza y aislamiento acústico y térmico. Presenta diferentes acabados, colores, dimensiones y pesos.

Se utiliza en el campo de la construcción para la realización de tabiques y cerramientos. Se une una pieza a otra con la ayuda de un mortero de cemento y arena. Junto con el mortero y el cemento, es el elemento constructivo principal de las obras.

Bloque de hormigón