Es un envase de plástico flexible destinado a alojar y transportar residuos.

Para su correcto uso, se coloca dentro de un cubo de basura, ajustando su apertura al borde del mismo.

Se pueden clasificar por su color, según el tipo de residuo al que van destinado, aunque lo más que común es que se clasifiquen según su capacidad, que se mide en litros. Las bolsas de basura de los cubos domésticos suelen contar con una capacidad de 30 litros, aunque en comercios y grandes superficies de usan bolsas de al menos 100 litros.

También pueden dividirse entre las que se cierran mediante un nudo, o las más habituales, las que incorporan un cierra fácil con unas tiras.

Bolsa de basura