Acción de impulsar un líquido de un lugar a otro. Por lo general, el fluido está en un lugar más bajo, por lo que hay que sacarlo a la superficie y llevarlo a un lugar más alto. También supone dar presión al líquido para que llegue con suficiente fuerza al sistema de riego o introducirlo por los conductos de fontanería de una vivienda para optimizar el uso de los electrodomésticos.

Para ello se utiliza una bomba manual, eléctrica o de gasolina. Aspira el agua de un pozo y la sube hasta un depósito, o de una piscina y la expulsa fuera para vaciarla. Hay bombas indicadas solo para el trasvase de agua, mientras que otras son específicas para combustible y líquidos alimentarios como leche o aceite.

Bombear