Es un globo de cristal que incluye tecnología LED y ofrece diferentes tamaños y formas, como diamante, pera o gota de agua. Imita a las antiguas incandescentes gracias a un LED alargado que recuerda al filamento de wolframio o tungsteno. El acabado puede ser transparente, dorado o plateado.

Su función principal no es iluminar, sino crear un ambiente diferenciado en una estancia. Está diseñada para estar a la vista en lugar de tapada por una pantalla o un cristal opaco. Además, gracias al acabado dorado o plateado, se atenúa el brillo y se evitan deslumbramientos.

Bombilla decorativa