Es un pavimento fabricado en pasta o cerámica con bordes redondeados que contiene un efecto impermeable y antideslizante. 

Se utiliza como medida de seguridad en las piscinas, evitando accidentes, caídas o cortes. Debe soportar tanto altas como bajas temperaturas para la protección de los pies. Además, aporta valor estético gracias al acabado que se le otorgue. 

Borde para piscina