Calzado fabricado en PVC, con una suela gruesa y antideslizante. El forro interior es textil para reducir la sudoración. En función de la altura, es de media caña o de caña alta, hasta la rodilla. También se fabrican modelos con puntera y suela de acero con grado de seguridad S5. De esta manera, se protege la puntera, el talón y la planta del pie contra perforaciones. Aísla el pie de las bajas temperaturas, es flexible y se limpia con un paño húmedo.

Se usa para proteger el pie del agua y del barro, tanto en trabajos de interior como de exterior. Al ser impermeable, resulta adecuada para huerta y jardín, así como en tareas que requieran trabajar en el agua, como construcción de pozos o labores en zonas inundadas.

Bota de agua