Es una herramienta cilíndrica fabricada en acero, lo que aporta mayor resistencia a los impactos. La parte central es rugosa para mejorar el agarre. Se fabrica en varias medidas, desde un rango inferior de 1 mm hasta 10 mm.

Se utiliza para extraer o esconder las cabezas de puntas, clavos o clavijas de diferentes superficies. Para emplearlo, se coloca el extremo más fino en la superficie de trabajo y se golpea el de mayor grosor con la ayuda de un martillo.

Botador