Es un elemento diseñado para unir dos componentes. Consta de una tira alargada con pequeños dientes de sierra. En un extremo tiene una lengüeta y en el otro, un cajetín aserrado. La lengüeta se pasa por el cajetín y, conforme se va deslizando la brida con su borde aserrado, ya no puede retroceder debido a que los dientes del cajetín lo impiden. Así se logra reducir el diámetro de sujeción adaptándolo a lo que se quiera unir. El trozo sobrante se puede cortar a ras del cajetín.

Se pueden encontrar bridas de distintos materiales y longitudes para que se adapten al trabajo que se quiere realizar. Se suele usar para sujetar cables ya que es muy útil cuando se necesita mantenerlos ordenados.

Brida