Es un accesorio para taladros formado por una barra fina de acero con surcos en forma de hélice. Sirve para perforar gran multitud de materiales, como hormigón, piedra, yeso, madera o metales. Se diferencian entre sí principalmente en los materiales del acabado de la punta y el tipo de anclaje al portabrocas. Las puntas pueden tener acabados como, por ejemplo, de diamante para perforar gres porcelánico o de carburo de tungsteno para perforar azulejos.

El tipo de anclaje suele ser redondo para usarlo con casi cualquier atornillador doméstico. Pero también hay anclajes Anti Theft, hexagonales y SDS-Quick para facilitar la rapidez de fijación para herramientas profesionales. Para saber cuál es la broca necesaria, es necesario mirar qué tipo de portabrocas tiene el taladro.

Broca