Pieza tubular fabricada en metales (cobre, platino o iridio) y cerámica. Contiene en uno de sus extremos una rosca y cuenta con un cuerpo altamente conductivo recubierto de una capa aislante, lo que permite que la chispa se concentre en un punto concreto. Existen varias medidas según el modelo del motor. 

Se encarga de iniciar la combustión del carburante mediante una chispa eléctrica que da inicio al funcionamiento de un motor. A la hora de sustituirla, es necesaria una llave o dado específicos. Es una pieza de desgaste que con el tiempo hay que reemplazar, sin la cual el motor no puede funcionar. 

Bujía para motor de 2 tiempos