Es una tira de material aislante que se coloca en la parte inferior de las puertas para mejorar el aislamiento de la vivienda. Se fabrica en aluminio, madera, espuma, fibras, fieltro o caucho y, según el tipo de instalación, es adhesivo, basculante o de doble rollo.

Se utiliza para proteger una estancia de las corrientes de aire, de la lluvia, del frío, del polvo y del ruido. Además, con su uso se contribuye al ahorro energético, de modo que ayuda a mantener una temperatura estable y a evitar los escapes de calefacción y aire acondicionado.

Burlete bajo puerta