Es una tira de distintos materiales que se emplea para aislar las puertas metálicas de los garajes. Las hay rígidas, compuestas pon un soporte metálico o plástico rígido en el que va insertado una cinta de caucho o EPDM flexible y muy resistente. El soporte se coloca atornillado a los bajos de la puerta.


También hay modelos de burlete en cinta, en los mismos materiales que el modelo anterior, y en espuma, que son autoadhesivos y se pueden colocar tanto en los bajos como en los laterales y en la parte superior de la puerta. Estos burletes limitan la entrada de corrientes de aire, frío, calor, insectos, hojas o suciedad y también sirven para amortiguar los golpes al cerrar la puerta del garaje.

Burlete para puerta de garaje