Es un conductor de cobre, aluminio o metal recubierto por un material aislante como el plástico. Tanto para interior como para exterior, está protegido con colores distintos según su utilización, ya sea alumbrado o enchufes.

Sirve para conducir la electricidad o la radiofrecuencia. Existen varios tipos según su utilización, ya que pueden transportar datos, puntos de acceso a redes o electricidad, entre otros. Para conectarlo, debe cortarse la protección plástica que cubre el cable y dejar al descubierto el cobre de su interior. Una vez pelado, se une a una regleta de conexión o a una lámpara.

Cable