Se trata de un conductor compuesto por fibra de vidrio, cobre y una cubierta de PVC. Se enchufa a la corriente y se calienta, de modo que puede alcanzar temperaturas de entre 18 y 21 grados.

Su función es mantener el invernadero a temperatura estable en los periodos más fríos, para que los esquejes y las raíces se desarrollen de forma óptima. Se instala bajo el invernadero o bajo las bandejas propagadoras de cultivo en forma de zigzag para cubrir el máximo de superficie posible. También puede envolverse el contenedor de la planta para que aporte calor a las raíces.

Cable calefactor