Son varios alambres de acero unidos y retorcidos conformando un solo cable dando la apariencia de un cordón.

Esta composición permite que el cable sea más resistente a la rotura y más flexible que un cable de acero del mismo diámetro de una sola sección. 

El material con el que se fabrica suele ser de hierro o acero simple, y acero inoxidable, dependiendo del uso que se le quiera dar. Debes elegir un material u otro, sabiendo que el inoxidable aguanta mejor la corrosión, también los hay forrados con goma o plástico.

Los usos que se le pueden dar son muy diversos, se utiliza en construcción y también para tender la ropa. La forma en la que estén fabricados los cables y el grosor del diámetro, permitirá saber para qué uso están indicados. Los cables con alambre más gruesos permitirán mejor resistencia a la abrasión y mayor resistencia a la carga, mientras que los de menor grosor y con alambres finos serán más flexibles pero con menor resistencia.

Cable de acero