Es un accesorio compuesto por muchos filamentos de cobre recubiertos por una funda de goma o material acrílico. Es flexible y resistente a las quemaduras de las proyecciones. Cuantos más hilos tenga, mayor es la resistencia eléctrica, por lo que depende de la potencia del aparato, de modo que hay cables desde 16 mm2 para soldadores de un máximo de 130 amperios, hasta de 95 mm2 para dispositivos de hasta 500 amperios.

Permite la conducción de corriente eléctrica entre la pinza de masa y la pinza porta-electrodos con el aparato de soldadura. Es imprescindible que esté en perfecto estado para garantizar el buen funcionamiento del equipo y la seguridad del operario que lo utiliza.

Cable de soldadura de cobre