Planta recubierta por espinas en su superficie que cumple una función ornamental. Es de origen americano y pertenece a la familia de las cactáceas. Cuenta con una gran variedad de tipos que se adaptan tanto a exteriores como interiores.

Abunda en climas desérticos por su capacidad para retener el agua en su interior. Prefiere las zonas soleadas y tolera mal las bajas temperaturas. Para interiores, se recomienda colocarla junto a las ventanas, en zonas donde le llegue la luz. No se debe regar en exceso para evitar la aparición de hongos. 

Cactus