Es la unión sucesiva de eslabones o anillos que pueden ser de diversos materiales como acero, plata u oro, siendo generalmente metálicos.

Los usos de las cadenas son múltiples al igual que sus formatos, materiales y grosores. Las cadenas con empleadas por su fortaleza y flexibilidad para labores de retención física, fijación y anclaje como en el caso de los barcos, suspensión y cuelgue de objetos como maceteros, columpios u otros objetos pesados, y también decorativas como en el caso de las joyas, las cortinas de puertas de cadenas o como adornos de complementos de vestir como bolsos, zapatos o cinturones. También se usa en casos de seguridad por lo que los dos extremos de la cadena deben unirse con un candado. 

Cadena de eslabón