Es una estructura compuesta por placas de plástico, que pueden tener forma de rejilla o efecto cristal, que forman una caja cuando se encuentra en su posición desplegada.

Su función es la de contener objetos y elementos para facilitar su transporte en conjunto o para su clasificación.

Tiene capacidad para plegarse y desplegarse, lo que favorece el almacenaje de esta caja cuando no se encuentra en uso, pues se convierte en una única placa cuando está recogida.

Existen de distintos colores y tamaños y, en dos de sus placas tiene unos huecos en forma de asa, que sirven de ayudan para levantarla con las manos.

Caja plegable