Es un aparato con forma de prisma y una compuerta que da acceso a un panel de control. Su objetivo es calentar agua, que a su vez sirve para calefaccionar la vivienda con radiadores de agua. Puede ser estanca, de bajo NOX, atmosférica o de condensación. El requisito para un buen funcionamiento es quemar gas. Opera con gas natural, gas ciudad o gas butano.

Es necesario que se adecúe a los metros cuadrados de la vivienda, al número de baños y al de radiadores de agua. Se ubica en una zona ventilada. La instalación se realiza por lo general con tubo de cobre y puede ser vista o estar oculta por dentro de la pared. Para su montaje se requiere una toma eléctrica y un desagüe al que van los gases.

Caldera de gas