Es un aparato doméstico fabricado en acero que produce agua caliente sanitaria debido a la combustión de la leña. Tiene un ventilador de impulsión para el aire de combustión que se genera.

Sirve para calentar el hogar de manera limpia, económica y respetuosa con el medio ambiente. Puede llegar a caldear estancias que miden desde 250 m2 hasta 450 m2 y el rendimiento que suele tener es del 85%. Es una alternativa a la calefacción de gas, a la de gasoleo o a la eléctrica.

Caldera de leña