Aparato con forma de cilindro o cañón, de metal y de tamaño variable en función del modelo. Utiliza como combustible un gas, normalmente butano o propano, que enciende un quemador. Un ventilador genera una corriente de aire, que se calienta al atravesar el quemador y lo esparce al ambiente.

Está diseñado para evitar quemaduras durante el desplazamiento. Se conecta mediante goma de gas, que lo conduce desde la bombona hasta el calentador de aire. Se utiliza para caldear espacios muy amplios, como naves y talleres. La estancia donde se utiliza necesita ventilación, ya que se produce combustión en su uso. No se recomienda para el ámbito doméstico.

Calentador de aire