Es una herramienta que se usa para la medición de diámetros, tanto interiores como exteriores, y profundidades. Se usa tanto por profesionales, carpinteros o torneros, como por aficionados al bricolaje. Es conocido también como calibrador o pie de rey.

Está fabricado en metal y mide aproximadamente 20 centímetros de largo. Consiste en una escala métrica auxiliar que se desliza a modo de corredera sobre una escala principal. En cada lateral posee usa pestañas preparadas para la medición interior y en el otro lado para la medición exterior. Este instrumento puede ser manual o digital, siendo mucho más preciso el segundo.

Es muy delicado, por lo que debe ser manipulado con mucho cuidado y evitar rayarlo o doblarlo y evitar que se acumulen restos ya que daría mediciones erróneas.

Calibre