Es el necesario para realizar diferentes actividades laborales que pueden conllevar riesgos. Forma parte de los Equipos de Protección Individual (EPI). Su principal función es proteger los dedos de los pies, las caídas por resbalones, la electrocución y la contaminación. Principalmente son de piel o de PVC sintético y según el tipo de calzado existen zapatos, zapatillas, botas y botas de agua.

Existen diferentes niveles de seguridad. El S1P implica seguridad con puntera, antiestático, absorción en el tacón, talón cerrado y resistencia a la perforación. El S3 presenta seguridad con puntera, antiestático, absorción en el tacón, talón cerrado, resistencia a la penetración y absorción de agua, resistencia a la perforación y suela con resaltes. El S5 es igual que S3 pero fabricado con polímeros.

Calzado de seguridad