Aparato eléctrico, fabricado en acero inoxidable, aluminio, cobre, cristal templado o plástico resistente al calor. Se compone de una campana donde se recogen gases, un filtro que retiene partículas de grasa suspendidas en el aire y un ventilador que funciona como extractor. Se coloca sobre la encimera de cocción y puede encastrarse en un mueble de cocina.

Se utiliza para atrapar grasas en suspensión en el aire, humos, olores, vapor y calor. Debe ser de igual o mayor tamaño que la placa de cocción y su potencia depende de los metros cuadrados de la estancia. Cuando se acciona, el ventilador absorbe los gases y los expulsa por un conducto de evacuación. Si no hay salida de humos, existe la campana de recirculación, que pasa el aire por un filtro antigrasa y por otro desechable de carbón activo que absorbe olores y lo devuelve a la estancia.

Campana extractora