Es un tubo semicircular rígido que se utiliza en fontanería para la recogida y canalización del agua en los tejados. Está fabricado en diversos materiales, como zinc, cobre o PVC, y puede tener distintos acabados, como gris, blanco o marrón.

Se usa para la canalización del agua de lluvia y así evitar que se deslice por la fachada estropeándola o provocando filtraciones hacia el interior de la vivienda. Se instala de forma rápida con piezas de unión sin necesidad de usar adhesivos.

Canalón