Es un aparato eléctrico destinado a la recarga de las baterías de las herramientas eléctricas. Estas baterías se componen de pequeñas células de 1,2 voltios cada una. A mayor número de células, mayor voltaje de la batería. Para realizar la carga, el aparato tiene que estar conectado a la red eléctrica durante todo el tiempo de la carga y conectar la batería al cargador. Puede ser mediante un conector o introduciendo la batería en el cargador.

Existen cargadores de batería rápidos que permiten la carga de las baterías en 30 minutos mientras que otros necesitan 180 minutos. Algunos modelos introducen ventiladores para disipar el calor ya que la carga de baterías genera calor y el uso continuado de los cargadores puede estropear el aparato.

Cargador de baterías de herramientas