Es un componente eléctrico con forma de clavija. Posee en un extremo un enchufe para poder conectarlo a la red y en el otro extremo tiene uno o varios puertos de conexión de salida. Aunque este es el modelo más común, actualmente también existen cargadores que pueden ir enchufados al mechero del coche e incluso los hay de carga solar. 

Se conecta mediante un cable USB a un dispositivo externo, como puede ser un teléfono móvil, una tableta o una cámara digital, entre otros. Su función es alimentar la batería interna de dicho dispositivo y dependiendo del modelo de USB, en algunos casos también puede transmitir información.

La electricidad que transmite un USB tiene una tensión de 5V pero la velocidad de carga de la batería del dispositivo dependerá de la corriente de salida, que puede ir desde los 500mah a los 10.000mah.

Cargador USB