Es una pieza básica en la creación de una soldadura eléctrica. El carrete sostiene el hilo de estaño que, junto a un soldador eléctrico o de gas, se utiliza para soldar piezas electrónicas y eléctricas. Aunque se denomina carrete de estaño, está compuesto por varios materiales, principalmente estaño, resina y plomo para la mayoría de soldaduras, aunque la aleación también puede contener plata o cobre.

Cuanta más cantidad de estaño contiene el carrete, es más adecuado para conexiones electrónicas, ya que tiene más conductividad, aunque también menos resistencia. Existe en varios formatos, de modo que es más cómodo manejar un carrete de estaño no muy grande para pequeños trabajos domésticos y uno con más metros para proyectos de mayor envergadura o profesionales.

Carrete de estaño