Es un vehículo compuesto por una base o cajón donde se coloca la carga, unas ruedas mediante las que se desplaza y unas varas con las que se dirige todo el armazón. Se fabrica en materiales diversos, como aluminio o acero.

Se emplea para desplazar objetos pesados de modo que aminora el esfuerzo necesario. Su capacidad máxima de carga varía en función del modelo.

Carro de transporte