Es una estructura con forma de arco, fabricada en acero inoxidable. Tiene una base con orificios para atornillar en el borde de la piscina o del spa. El agua entra por la base y sale por la abertura superior, de modo que cae en forma de cortina. Se produce en distintas medidas y diseños. Para su instalación, se requiere una toma de agua, por lo que puede colocarse en cualquier momento, tanto durante la construcción de la piscina o el spa o con posterioridad.

Se usa para decorar, además de remover y oxigenar el agua. Genera un ambiente relajante gracias al sonido del agua y aplica un masaje sobre el cuello y la espalda beneficioso para la musculatura.

Cascada para spa