Es la pieza en la que se inserta la bombilla. Le llega corriente mediente un cable eléctrico, la bombilla se enciende con esa tensión y proporciona luz. Puede ser metálica o de cerámica, cuya característica principal es soportar altas temperaturas.

Estos elementos se colocan generalmente en lámparas, tanto colgantes, como de sobremesas o lámparas de pie. También se puede colocar únicamente con el cable y la bombilla.

Dentro de los tipos más comunes de casquillos se encuentran el E27, de rosca gruesa, E14 de rosca fina, G9, generalmente para apliques de pared, GU 5.3, para ojos de buey con transformador) y GU 10, para ojos de buey sin transformador.

Casquillo