Es un conglomerante hidráulico, es decir, material inorgánico. Procede de la mezcla de silicatos y aluminatos de calcio y finalmente se muele. Amasado con agua, forma una pasta que se endurece de manera progresiva conservando su resistencia y sus características.

Es utilizado en la construcción como adherente y aglutinante, ya que permite unir distintos materiales dándoles cohesión. Es empleado para hacer morteros y hormigones. Existen diferentes tipos según sus características y su utilización, como cemento rápido, blanco o estructural.

Cemento