Es una herramienta compuesta por una empuñadura de plástico y unas púas recubiertas de microfibra para atrapar el polvo. Tiene la apariencia de un peine y las ranuras que forma se acoplan a las lamas de las venecianas.

Sirve para facilitar la limpieza de las cortinas venecianas, compuestas de lamas que regulan la entrada de luz. Para utilizarlo, deben introducirse las púas entre las lamas y deslizarlas de un extremo a otro. Esta operación puede realizarse con el cepillo húmedo.

Cepillo limpiador de veneciana