Es un utensilio con forma triangular, que está fabricado en fibras de poliéster unidas entre sí con alambre. Es ligero y se adapta a un mango mediante rosca para alargarlo hasta la medida que se necesite.

Sirve para limpiar techos, rincones y sitios de difícil acceso. Las fibras de poliéster tienen la propiedad de desprender la suciedad sin que se quede pegada al cepillo. Para limpiarlo se utiliza agua y jabón.

Cepillo limpiatechos