Es un accesorio fabricado en polipropileno. Está formado por un mango, que se conecta a la pistola de la hidrolimpiadora, y un cepillo propiamente dicho. Este consta de un conjunto de cerdas fijas por todo el borde y unos rodillos de cerdas giratorias que se mueven impulsadas por la presión del agua.

Se usa para realizar la limpieza del coche o los muebles de jardín, concentrando la presión de la hidrolimpiadora sobre la superficie elegida. De esta manera se combinan la fuerza del agua con el roce del cepillo y se evitan salpicaduras innecesarias. El mango, al ser articulado, permite adaptar el ángulo con el que se incide.

Cepillo rotativo para hidrolimpiadora