Es un líquido que se emplea en la restauración de madera. Está compuesto por la mezcla de ceras de abeja, trementina y aceites.

Sirve para nutrir tanto muebles como suelos de madera, además de aportar brillo y protección. Se aplica de manera directa con una brocha o una muñequilla de algodón, o también con máquinas enceradoras gracias a su fluidez. Debe dejarse secar durante media hora y frotarse con un paño suave.

Cera líquida